Make your own free website on Tripod.com

Soplos Cardiacos

Los soplos cardiacos se caracterizan según su intesidad, su frecuencia, y su localización. La intensidad se indica por un sistema de valoración por grados que van del 1 al 6.  El soplo de grado 1, el más suave audible, no se hace evidente incialmente sino que requiere un periodo de ajuste o de "afinado" acústico. El soplo de grado 6 es tan intenso que puede oirse con el estetoscopio sin tener que apoyarlo a la pared del tórax. Los grados 2 son tenues, pero audibles sin afiado acustico. Los grados 5 son los de mayor intensidad no audibles sino ponemos el estetoscopio en el torax.  Los grados 3 y 4 tienen una intensidad intermedia.

Los soplos situados entre el primero y segundo ruidos se conocen con el nombre de soplos sitolicos, y los que ocupan el gran silencio, con el nombre de diastolicos. Tanto unos como otros pueden durar toda la sístole (holosistolicos) o toda la diastole (holodiastolicos) o sólo una parte de ellas (merosistolicos y merodiastolicos). Los soplos merosistolicos pueden ocupar  el principio de la sistole (prosistilicos), la mitad de ella (mesosistolicos) o su final (telesistolicos). Cuando cabalga sobre el primer ruido, pasando sin interrupciones de la sistole a la diastole, hablamos de un soplo continuo o circular, que es facil confundirlo con los dobles soplos (entre uno y otro media un silencio, a veces mínimo), especialmente cuando el sistolico es de tipo regurgitacion, o cuando el soplo aun siendo de eyeccion, esta retrasado, como sucede, por ejemplo, en los casos de coartacion con insuficiencia aortica.

Los soplos cardiacos que producen durante la sístole pueden o no indicar anormalidades estructurales; muchos soplos sistolicos son inocentes. Por el contrario, los soplos diastólicos son casi siempre patológicos.