Make your own free website on Tripod.com

Articulo 

Historia de la medicina
Atlas
Imagenes  
Especialidades
Apuntes
Revistas
Medline
Caso clinico
Vademecum
Instituciones de Salud
Foro de Estudiantes
Aula Medica Virtual
Postales Electronicas
E-mail "gratis"
Traductor
Libro de Visitas
Colabora
Contactanos

Pagina
 Inicial

A TODOS LOS APASIONADOS ESTUDIANTES DE ESTA BONITA CIENCIA QUE ES LA MEDICINA

En épocas en las que ligeros, silenciosos y precisos, los robots médicos llegan a lugares donde la mano humana no alcanza y revolucionan el mundo de la cirugía moderna, me gustaría recordarles a todos ustedes, futuros galenos, la importancia de la figura del médico que aparentemente, y según corren los tiempos, va teniendo cada vez menos relevancia.

El ejercicio de la medicina constituye una forma de ser y de estar en la vida y ante la vida. Es una de las poquísmas dedicaciones humanas que pueden definirse con exactitud utilizando el término de profesión; las otras serían la vida religiosa, el derecho, la enseñanza y la milicia. Todas las demás, si bien se mira, no pasan de ser oficios más o menos sofisticados por los adelantos técnicos o científicos que cada una posee. La medicina es una autentica profesión porque quien se dedica a su práctica profesa una vocación de servicio e impregna su vida entera, hasta los últimos entresijos, con esa voluntad de servir. 

El médico tiene en su campo de actuación principal el contacto directo con los seres humanos. Aunque la medicina moderna prodigue los grandes centros sanitarios, promueva la formación de equipos de atención y tienda a transformar a los médicos en funcionarios o empleados como los de cualquier servicio público, su profesión adquiere sentido en el encuentro personal, íntimo, transido de confianza, entre el médico y su paciente. El enfermo, que requiere y exige las prestaciones que hoy le puede proporcionar el ultratecnificado mundo sanitario, busca también ese diálogo entre persona y persona, a solas, durante el cual puede descargar sus vivencias, su alma, sobre los sentidos y el alma de su médico. Los métodos complementarios de diagnóstico y tratamiento aunque en ocasiones ocupen un aparente primer puesto por su deslumbrante aparatosidad y su prestigio de innovación científica, no serán nunca sino meros auxiliares de aquel diálogo. Siempre fue así y así debe continuar siendo si queremos que esa profesión se siga llamando medicina y no deseamos verla convertida en una suerte de biología especializada en un ser vivo más, por muy peculiar que sea éste desde el punto de visto morfológico o funcional.

Por eso les animo efusivamente a que se preparen a conciencia para poder dar al mundo su mejor asistencia. Pero no se centren simplemente en formarse intelectualmente, los conocimientos técnicos son muy importantes en nuestro campo de acción, pero la formación del espíritu también juega un gran papel. Traten de portear la medicina allí donde vayan, con escuchar las dolencias de aquellos que nos rodean ya la estamos practicando.

Saludos cordiales,

Dr. Pérez Alonso. 


"Las salud es un tesoro y solo perdiendolo lo valoramos"

medicosdelfuturo

 


"Mens sana in corpore sano."


"De médico, poeta y loco, todos tenemos un poco."

  

Aclaraciones y Advertencias sobre el uso de Medicos del Futuro  y su contenido.

 
Copyright © 2001 WWW.MEDICOSDELFUTURO.CJB.NET Creador: Eduardo Vergara All rights reserved.